theme-sticky-logo-alt
theme-logo-alt

La clave para encontrar y cumplir tu propósito

2 Comentarios

Hoy quiero compartir contigo una breve historia acerca de esta mágica palabra, «propósito», con la intención de que tú misma encuentres tus propias respuestas.

Durante años, he guiado a muchas mujeres que buscaban respuesta a la pregunta de cuál es su propósito en esta vida, porque a pesar de tener «todo» se sentían muy a menudo «vacías y sin rumbo en la vida»

 

 

A lo largo de estos años de crecimiento espiritual, he tenido momentos que sentía «ansias» de lo que creía entonces que era «sabiduría». Era como si necesitara «saber más y más» y pensaba que esa sabiduría la encontraría, entre otras cosas, en los libros. Cuando nunca he sido fan de la lectura, de pronto me leía todo lo que llamaba mi atención sobre mil temas que mi mente me decía que tenía que saber.

Y en medio de esta situación, ahí tenía yo a mi gran maestro en esto de la sabiduría, el conocimiento y la experiencia: Osho.

Entre tanta lectura, siempre había algo que me llevaba a él, y cada vez que intentaba leer uno de sus libros, tenía la sensación de estar leyendo otro idioma. Un lenguaje que no entendía, y que me enredaba tanto para intentar comprender, que me agotaba y acaba por cerrar el libro.

¿Qué me sucedía para no entender a este hombre que tantos mensajes profundos ha dejado en la tierra sobre la espiritualidad y la iluminación? Mi respuesta entonces era que quizás no era la persona que tendría que poner luz en mi camino.

 

 

No recuerdo en qué momento fue, qué estaba pasando en mi vida o qué parte de mi proceso evolutivo estaba viviendo. Solo sé que de la noche a la mañana hubo dos cambios importantes:

  • dejé de leer libros porque no me cabía más información
  • dejé de seguir los momentos astrológicos que vivimos cada mes porque sentía que algo me condicionaba y me limitaba.

Me adentré en un vacío de información exterior sin saber qué era lo que mi ser anhelaba en ese momento.

Entonces no sabía muy bien qué era lo que me pasaba. Hoy, desde la distancia, sé que no procesaba más conocimiento. Ya no me servía porque buscaba algo que nunca llegaba.

Anhelaba silencio, paz, dejar la búsqueda y acceder a una conexión conmigo misma más profunda para escuchar a mi propia sabiduría, a mi propia voz.

Ya entonces era guía de otras mujeres, trabajaba haciendo sanaciones energéticas y procesos de acompañamiento, canalizaba mucha información a nivel individual y colectiva y me agotaba de tanta información porque no la procesaba. Pero lo peor era que incluso con tanta información, muchas veces mi mente me quería hacer creer que no sabía lo suficiente.

 

 

En ese tiempo de silencio fue cuando empecé a desarrollar de forma mucho más profunda mi capacidad de canalizar información a través de mis guías, escucharla y aterrizarla con una claridad increíble. Se abrió un canal de conexión tan claro, que empecé a accesar a niveles de comprensión más profundos de mi proceso de vida individual y del colectivo.

El camino de búsqueda de conocimiento y expectativa de «sanación» se convirtió en un «estilo de vida» sin nada qué buscar o esperar y todo que experimentar.

Encontré el juego en lo que llamábamos «sanación» y lo convertí en un baile de piezas distorsionadas que te dan la oportunidad de recolocarse, solo tocando nuevas frecuencias más armónicas tales como el amor, la compasión, la aceptación o la rendición.

Entonces empecé a jugar de otra forma con la astrología, primero hacia mi ejercicio de observar mi proceso y después leía los puntos claves de la astrología de esa luna, eclipse o… y ¡¡¡AHAAAA!!! Tal cual.

Era mágico porque todo estaba alineado. Parecía que hiciéramos nuestros procesos de libro. O las estrellas leyeran nuestros procesos.

 

Fue un momento realmente brillante y expansivo porque veía la magia de la unidad. «Todos somos uno» No hay nada separado de nada. El cielo y la tierra viviendo un baile evolutivo.

Con esta experiencia, quiero decirte de corazón que de verdad, nada, nada de lo que tengas que saber en esta vida, nada de lo que tengas que ser, hacer o tener, está fuera. Solo depende de las ganas que tú tengas de trabajar en ti, contigo y a través de ti misma vivirás una verdad que ya es. Dependerá de tu compromiso de dejarte guiar por el poder del silencio, del vacío, de reconocer tu poder personal, rendirte a tu mente y tu ego, y atreverte a jugar con tus cualidades para interpretar el lenguaje de la luz y anclarlo a tu vida y al planeta.

Entonces encontrarás que cada instante de la vida, tiene sentido y propósito. Y que incluso ni vives apegada a ese sentido o propósito, porque tú no eres eso, solo es la interpretación que haces en ese momento. 

 

 

Y mi gran maestro volvió a mi…

Desde entonces yo no había vuelto a leer nada de Osho. Pasé mucho tiempo guiándome en mi vida por mi intuición. Hasta que entré en mis nueve meses de profunda oscuridad en el 2022, y sumergida en una experiencia de pánico y rendición diaria, era incapaz de entrar en redes sociales, ver alguna serie en la televisión o estar en muchos sitios públicos con gente por mi sensibilidad a toda la energía. Y de nuevo Osho me llamó.

Compré un libro y ¡OMG! no solo entendía sus palabras, sino que leyendo sus libros, estaba leyendo mi forma de vida de hoy en muchos aspectos. Ponía palabras a cosas que he descubierto y he experimentado sola y con mi pareja, simplemente guiados por nuestra sabiduría y el corazón.

No sabría explicar lo que siento, pero es una conexión de paz y unidad increíble cuando le leo, a pesar de que no comparto todas sus formas.

Y solo ahora, en este espacio de vacío existencial después de vivir la muerte de mi ego más larga de mi vida hasta hoy, es donde me siento más en paz, más completa, más abundante, más libre y más alineada con mi «propósito» 

 

Pero… ¿Qué es el propósito?

Si buscas la definición de esta palabra en el diccionario, encontrarás que lo definen como un objetivo a cumplir, la intención con la que haces algo o un algo más grande y con más sentido que un objetivo individual porque implica un carácter superior o de servicio.

Si te parece, vamos a ver qué dice Osho sobre esto, porque si sus palabras te resuenan, este post puede ser un antes y un después en tu vida.

 

"la vida no tiene un propósito... la vida no está orientada a propósitos, es la lógica la que está orientada a los objetivos... tu problema no es que no tengas un propósito, es que quieres tener un propósito para tener una dirección... porque no puedes mantener un flujo sin dirección..." 

"se necesita una gran valentía para vivir sin propósito, se necesita un gran corazón para vivir sin dirección alguna... solo por el placer de vivir... ya eres lo que estás intentando ser... cuanto más lo intentes, más te perderás... deja todo esfuerzo, solo acéptate a ti misma y solo se eso..." 

"sin nada que hacer, desapareces, el ego desaparece, sin nada que hacer, nada que ser, nada que alcanzar ¿quién serás? toda tu identidad inoperable... esto es Iluminación, entonces comienzas un camino de vida totalmente diferente... empiezas a querer jugar, empiezas a vivir momento a momento... sin lugar donde ir... lo que sea que la vida te da lo aceptas con plena gratitud... sientes las gracias... esto es lo que llamo convertirse en un Dios" 

"en cuanto comienzas a jugar viviendo el momento, te has convertido en un Dios... estoy aquí para persuadirte de que ya eres un Dios, puede que estéis aquí para convertiros en Dioses... eso no me incumbe, yo si sé para qué estoy aquí, sólo para persuadirte de que mires tu cara una vez más... que busques dentro y que no sigas buscando primero algo que no existe..." 

RELÁJATE. Deja el futuro completamente, sólo este momento existe. Y este momento es eternidad. Y sólo esta vida es todo lo que está allí. No pienses en otra fuente.

 

Llegar a una verdad «superior» implica dejar de buscar

Al principio de leer a Osho, lo que buscaba era sin más conocimiento para nutrir mi ego y él mismo rechazaba sus palabras, porque Osho a través de su lenguaje, te lleva sí o sí a romper la mente lógica y el ego de una forma muy profunda.

Solo al trascender la barrera de la búsqueda y entregarme a la experiencia de la rendición, he conseguido sentir sus palabras en mi corazón «como verdad», aunque aún no haya vivido un proceso de iluminación como el que él describe a través de todas sus enseñanzas, estoy viviendo el camino.

Hoy más que nunca necesitamos trascender esa barrera, porque viviendo desde ahí, es donde se encuentran todas las respuestas.

Nuestra alma viene a traducir el lenguaje de la luz a una nueva forma en esta realidad. Date permiso de salir da la forma que tu mente lógica quiere encontrar. Entonces encontrarás un «aparente rumbo, una aparente dirección», al que no te apegarás porque ya es, y en el que encontrarás sentido a todo, porque ya todo tiene un sentido superior.

Deseo de corazón que este post ponga luz en tu camino. Yo hoy habiendo llegado a este punto de mi camino, tengo la confianza de decirte que también sé lo que hago aquí:

«vengo a persuadirte para que te reconozcas como la mujer lo suficientemente valiente para vivir sin propósito y con un gran corazón para vivir sin dirección, solo por el placer de vivir»

Si te resuenan estas palabras, escríbeme, déjame tus comentarios sobre tus reflexiones.

¡¡Puedo ayudarte!! Las líderes del Nuevo Mundo somos las mujeres que hemos tomado la determinación de ser lo que ya somos: AMOR.

Cariños,
Marta 💜
13:20:33

Anterior post
Yo Mujer, nacida para ser libre, no normal
Siguiente post
Líderes que inspiran: Micaela Restano

2 Comentarios

  • enero 18, 2023 at 3:20 am
    Almudena

    Tus palabras llegan en el momento justo, igual que las de Osho.
    Valor y corazón.
    Dentro y vacío.
    Disfrute y juego.
    Presente.
    Gracias 🙏🏼 Marta

    Responder
    • enero 18, 2023 at 6:27 pm

      ¡¡Cuánto me alegro Almu!! Me encanta llegar en el «momento justo» 🙂 Muchos cariños hasta donde estás hoy, disfruta mucho.

      Responder

Déjame tu reflexión sobre este post

15 49.0138 8.38624 1 0 4000 1 https://martaarechaga.com 300 0